Cables de potencia constante

Los cables de potencia constante están formados por una resistencia de Ni-cromo enrollada en espiral a lo largo de dos conductores paralelos.

La distancia entre los puntos de contacto forma la longitud de la zona de calentamiento.

Esta construcción, con distintas zonas de calentamiento, genera una potencia constante a lo largo del cable. Como resultado la temperatura circundante no influye en la potencia de salida donde permanece constante.

Debido a la forma de emitir calor los cables de potencia constante no pueden ser sobrepuestos ya que produciría degradación del cable.

Los cables de potencia constante son productos de muy alta calidad pudiendo ser usados en una gran variedad de aplicaciones.

Los cables de potencia constante operan a voltajes de hasta 415v pueden proporcionar temperaturas de mantenimiento de 235ºC y máximas temperaturas de exposición de 260ºC, las distancias máximas de estos circuitos pueden llegar hasta los 330m.

Ventajas:

  • Fácil instalación; con su construcción garantizan una gran flexibilidad de instalación y limita los riesgos de las zonas donde se superponen válvulas, abrazaderas…
  • Solución más económica.
  • Reduce el número de circuitos calefactores; debido a la baja intensidad de arranque, el número de circuitos puede reducirse comparándose con las de tecnologías de cables autorregulantes o de potencia limitada.

FMT y FHT

Son cables de potencia constante en paralelo diseñados para tuberías y equipos de trazado de calor en aplicaciones industriales. Esta familia ofrece una alternativa económica a los cables de tecnología autorregulante, pero requiere más habilidad para la instalación y también requiere un control más avanzado y sistemas de monitoreo.

Gracias a su geometría proporciona una excelente flexibilidad durante la instalación, ya que permite doblar en todas las direcciones. El elemento calefactor es la parte más frágil de los circuitos de potencia constante en paralelo éste se encuentra protegido por un aislamiento de PTFE que elimina los esfuerzos cortantes durante la flexión y también actúa absorbiendo choques, proporcionando así un alto nivel de protección.

Los cables calefactores pueden ser utilizados para la protección contra heladas y el proceso de mantenimiento de la temperatura que requiere de alta potencia de salida. Los cables FHT pueden soportar limpiezas de vapor hasta purgas de temperaturas a 260 ° C Se pueden utilizar para mantener las temperaturas de hasta 230 ° C y están disponibles para 230 V Ac y 400 V Ac.

La corriente alterna de 400 V ofrece una ventaja adicional de tiempo y longitudes de circuito, reduciendo el costo de la instalación eléctrica. Los cables de potencia constante están indicados para su uso en zonas ATEX Zone1, Zone2 (Gas), Zone22 (polvo). La temperatura T de clasificación de zona debe ser calculada en función de las condiciones de diseño que pueden necesitar del uso de un limitador de temperatura de seguridad.